Grupo de monedas

Necesidad de aplazar impuestos y seguros sociales

Fianza de aplazamiento de impuestos,  deudas ante la Seguridad Social y reclamación de sanciones: en caso de necesitar aplazar impuestos, una deuda reclamada por la Administración Tributaria o los seguros sociales y en caso de reclamar una sanción se emplean garantías específicas de aplazamiento. Pueden ser presentadas mediante la fórmula de certificado de seguro de caución que le gestionaremos, con el beneficio para la empresa de que este riesgo no computará en CIRBE.

Procedimiento para aplazar impuestos y seguros sociales

1. La aseguradora estudia la solicitud del interesado y en caso de aprobarla emite una carta de compromiso.

2. Una vez que la Administración Tributaria haya aprobado el aplazamiento de la deuda, se emitirá la correspondiente garantía.

Avales y caución se encargará de los trámites necesarios para que su empresa disponga de las líneas de riesgo necesarias para solicitar sus garantías, asesorándole en todas las cuestiones que se le planteen.

Interesa el aplazamiento de impuestos y seguros sociales

Las garantías para aplazamiento de impuestos y seguros sociales les interesan a personas físicas o jurídicas que necesiten realizar aplazamiento de deudas reclamadas por la Administración Tributaria y de Trabajo, como el Impuesto de Sociedades, el Impuesto de actividades económicas, el IVA, los SEGUROS SOCIALES, ICIO, consignaciones ante los tribunales de Justicia.

Contratar aplazamiento de impuestos y seguros social

Avales y caución necesitará que, para tramitar su solicitud, nos presenten diversa documentación relativa a sus cuentas anuales completas del ejercicio anterior y cierre provisional del año en curso en fecha cercana a la solicitud, experiencia de la sociedad, modelo e importe del impuesto. Avales y caución le indicará cuál es la documentación necesaria en su caso.

Más sobre el aplazamiento de impuestos

Si la empresa ha solicitado a la Agencia Tributaria el aplazamiento de pago de una autoliquidación de impuestos y ya tenía otras deudas aplazadas por un importe superior a 30.000 euros, entonces deberá aportar una garantía o fianza.

La cuantía que la empresa deberá avalar supondrá el importe de la deuda, los intereses de demora que genere el aplazamiento, a lo que se añadirá un 25 % de la suma de las dos partidas.

Los avales emitidos por la banca suelen tener una diferencia no desdeñable frente a las garantías de caución, esta diferencia consistiría en el hecho de que al devolver el aval, el banco se quedará con el importe que reste de todo el trimestre en el que se ha pagado el aval. Sin embargo, al devolverse un certificado de caución se devolverán los días de aval no consumidos, por lo que el producto es más económico.

También puede interesar:

Complementos:

 

 

avalesycaucion.com soluciones en avales caución y fianzas – garantías para aplazar impuestos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies